La Vall Ferrera Pallars Sobirà
El pueblo esta prácticamente deshabitado, la carretera de acceso esta cortada, la única casa habitada es la Borda de Felip que se encuentra fuera del núcleo urbano al lado de la carretera. En Besan se encuentra la iglesia de Santa María que alberga todavía muestras de la producción de las fraguas del valle y la ermita de San Miguel.